Ayuntamiento y Comunidad exigen junto a los vecinos que se construya la variante que saque los trenes de Alumbres

El Ayuntamiento de Cartagena y la comunidad autónoma han respaldado a los vecinos de Alumbres en su petición de que por fin el gobierno de España construya la variante ferroviaria que impida el paso de los trenes de mercancías por en medio del pueblo, que lo divide en dos y supone un riesgo para las viviendas cercanas.

Así lo ha manifestado la Alcaldesa, Noelia Arroyo, que acompañada del consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, se ha reunido con miembros de la asociación de vecinos y la junta vecinal de Alumbres, haciendo suyas las propuestas.

Según ha manifestado la alcaldesa, “la última vez que se dio una fecha oficial desde el Ministerio se hablaba de diciembre de 2020 para tener redactado el estudio informativo del nuevo acceso ferroviario de mercancías a la ZAL y Escombreras, pero la realidad es que han pasado dos años y seguimos sin noticias oficiales”.

La alcaldesa sostiene que no se pueden admitir más retrasos “sobre todo porque es este el momento en el que hay financiación europea que se debe emplear para poner en marcha los grandes proyectos olvidados y pendientes del Corredor de Mediterráneo, como es la línea de mercancías hasta Escombreras, con la variante de Alumbres y la línea de pasajeros hasta Cartagena”.

Arroyo ha recordado que desde el Pleno del Ayuntamiento se ha exigido de manera reiterada que se aborde la variante de Alumbres para dar mayor seguridad y tranquilidad a sus vecinos, distanciando de las viviendas el paso de mercancías. “Lo pedimos en 2018 con una declaración institucional y, ante el silencio del ministerio lo reiteramos con una moción el año pasado”.

La alcaldesa ha pedido que se aceleren todos los plazos para que los fondos Next Generation ayuden a financiar toda la obra del AVE a Cartagena, y denuncia que aún está sin definir la integración del ferrocarril en la ciudad. Los responsables del Ministerio se han comprometido a realizar una propuesta en septiembre.

El consejero Díez de Revenga ha anunciado que llevará la petición a Adif para que lo tenga en cuenta cuando mejore la conexión del Puerto de Cartagena en el Corredor Mediterráneo, cambiando la vía a ancho internacional electrificado, y también acometa la variante de Alumbres para evitar que pasen los trenes de mercancías por esta población.

“Queremos llevar la voz de Alumbres a las instituciones que tienen que hacer posible la obra de la variante”, ha dicho Revenga, quien ha indicado que, “si queremos sacar las mercancías desde el Puerto de Cartagena al corazón de Europa, no pueden pasar por la mitad de Alumbres, y la solución es sencilla y consiste en sacar la vía de ferrocarril fuera de la población”.