El Ayuntamiento invierte más de 3 millones en una nueva estación de bombeo para casi 123.000 habitantes de la ciudad

El Ayuntamiento de Cartagena invertirá 3,3 millones de euros en una nueva estación de bombeo que dará cobertura a casi 123.000 habitantes del centro y barrios de Cartagena, cuyas obras comenzarán en verano, según ha informado la alcaldesa, Noelia Arroyo.

La Confederación Hidrográfica del Segura acaba de dar la autorización para la ampliación y el traslado de la Ebar de la plaza de España a una parcela situada junto al estadio Cartagonova. El proyecto, aprobado ya en Junta de gobierno local, tiene un plazo de ejecución de 15 meses.

La alcaldesa ha defendido la necesidad de construir una nueva estación de bombeo “porque la actual de plaza de España se ha quedado obsoleta después de 60 años, y su ubicación en pleno centro histórico y en una de las zonas con mayor densidad de población hacia imposible su ampliación”.

Además, con la nueva obra se dará respuesta a los problemas de malos olores, ruidos y falta de capacidad de la actual estación, ha dicho Arroyo.

La nueva Ebar cuenta con un pretratamiento de entrada al bombeo de aguas residuales, un nuevo colector de entrada, un nuevo colector que servirá de aliviadero, además de un pretratamiento para dicho aliviadero que va dirigido hacia la Algameca, con el objetivo de tratar el agua evitando vertidos incontrolados. El nuevo bombeo se ejecutará en parcela junto al aparcamiento del estadio Cartagonova.

Estas obras se llevarán a cabo por parte de la empresa concesionaria de aguas. La nueva estación tendrá más potencia y también una mayor capacidad de impulsión y de retención de residuos líquidos. Funcionará con tecnologías limpias, además de incorporar maquinaria más silenciosa, y podrá ser gestionada mediante un control por telemando.

Además, será eficiente energéticamente, lo que permitirá rebajar el consumo de electricidad, con el consiguiente ahorro económico.

Con estas mejoras, el sistema permitirá evacuar el agua de las alcantarillas de toda la ciudad, incluidos barrios, hasta la estación de bombeo de residuales ubicada en la rotonda de Severo Ochoa de una manera más eficiente y con mayor fluidez. El circuito va desde allí hasta otra terminal en Barrio Peral y enlaza, por medio de otro colector, con la depuradora de Cabezo Beaza.