El colegio San Vicente de Paul tendrá un nuevo itinerario peatonal y aparcamiento para 30 vehículos

El Ayuntamiento de Cartagena está ejecutando una serie de obras de mejora de seguridad y accesibilidad al colegio San Vicente de Paúl que le permitirán disponer de un nuevo itinerario peatonal desde la urbanización Nueva Cartagena y de una nueva zona habilitada para el aparcamiento con capacidad para unos 30 vehículos, según ha informado la alcaldesa, Noelia Arroyo.

El nuevo itinerario conectará la urbanización con el colegio de la Rambla a través de la calle Pico Veleta. Esta vía, que ya ha sido asfaltada, se ha dejado con un solo sentido de circulación, de manera que se ha ganado más espacio para uso de los peatones. La nueva zona peatonal se se ha delimitado mediante la instalación de bolardos. Esta reforma del tráfico hará que la calle Rambla de Benipila, paralela al centro, deje de tener tráfico de salida hace Sebastián Feringán, de manera que uno des sus carriles se aprovechará para generar una nueva zona de aparcamiento en la que hay espacio para unos 30 vehículos.

La Concejalía de Infraestructuras que dirige el concejal Diego Ortega está desarrollando estas mejoras cuyo diseño es producto del diálogo entre los vecinos y la concejal de Distrito, Cristina Mora.

“El objetivo de estos trabajos es mejorar la fluidez y la seguridad en los accesos al centro, como han pedido los padres de manera retirada. Ahora habrá más espacio para que las familias aparquen para dejar o recoger alumnos y los alumnos que se desplacen andando lo harán con mayor seguridad”, ha dicho la alcaldesa.

En los próximos días está previsto el pintado de tres nuevos pasos de peatones en el itinerario peatonal. Concretamente, en sus intersecciones con las calles Rambla de Benipila y Serranía de Ronda. En esta última intersección, además se construirá una mini glorieta con la que se persigue reducir la velocidad del tráfico y dotar de mayor seguridad al paso de peatones.