El transporte en Cartagena se desestacionalizará y mejorará su conexión con los municipios limítrofes

La nueva concesión de transporte urbano del área metropolitana de Cartagena dará servicio a casi 225.500 habitantes para conectar entre sí los municipios de Cartagena, Los Alcázares, Fuente Álamo, San Javier, San Pedro, Torre Pacheco y La Unión, y ofrecerá un servicio de frecuencias al año con más de 75.800 expediciones.

La alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, ha presentado junto al consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díaz de Revenga, los detalles más novedosos de la nueva concesión, que contempla conexiones directas entre Fuente Álamo y Cartagena; una nueva línea que conectará Cartagena y Torre Pacheco; y con todo el litoral.Se amplían servicios a todas las épocas del año, con líneas desde Cabo de Palos a San Pedro, mejora el servicio entre Cartagena-La Unión-Cabo de Palos, y la línea Cabo de Palos-Veneziola aumenta itinerario y servicios, también en invierno, que se cubrirá con autobuses eléctricos.

En palabras de la alcaldesa, “esta nueva concesión rompe con la estacionalidad en el litoral, ampliando a los 365 días del año las líneas que nos conectan con el litoral, y mejora el área de influencia de Cartagena con otros municipios de la comarca, mejorando y reforzando el transporte público y adaptándolo a las necesidades actuales de nuestro término municipal”.

El nuevo mapa de transporte también contempla una conexión de Cabo de Palos con el Aeropuerto regional y Murcia, y se crea una nueva línea que conecta San Pedro-San Javier-Torre Pacheco –Cartagena. Asimismo, la línea San Pedro-San Javier-Los Alcázares-Cartagena se dota de más servicios y frecuencias, y conectará con el Hospital de Los Arcos.

“Esta nueva concepción del área metropolitana de Cartagena pretende dotar servicios por autobús durante todo el año”, ha dicho el consejero Díez de Revenga, que ha reclamado al Gobierno de España un refuerzo del servicio de cercanías entre Murcia y Cartagena con los trenes que han quedado en desuso por el corte de la línea Murcia-Lorca-Águilas por las obras del AVE, que durará al menos tres años y medio. Una petición que ya formuló la alcaldesa a ADIF en su última reunión, ha recordado el consejero, que defiende la necesidad de “usar los trenes que están aparcados en Nonduermas muertos de risa para reforzar los cercanías”. Tanto la alcaldesa como el consejero han recordado que se trata de “una decisión política que exigimos que tome el Gobierno de España”.

Por otra parte, la alcaldesa ha reclamado un Fondo Covid que cubra las pérdidas del transporte urbano de este 2021. El número de usuarios de las líneas urbanas ha descendido un 30% por el Covid, lo que deja un déficit en el servicio hasta el mes de septiembre de 800.000 euros, a falta de cerrar el último trimestre del año.

Arroyo reclama un fondo similar al recibido este año por el Ministerio de Hacienda, que sirvió para compensar la caída de ingresos del transporte urbano generados por la pandemia como consecuencia del derrumbe de la demanda por las restricciones de movilidad del año 2020. Existe preocupación por cómo asumir las pérdidas del transporte de este año, que en la actualidad tiene una tasa de utilización de en torno al 70%, frente al 50% del primer semestre del año.

Deja una respuesta