Con la Junta de Personal

Gobierne quién gobierne en la próxima legislatura, los responsables de los empleados municipales será imprescindibles para encontrar soluciones a los problemas, algunos muy graves, que sufre la plantilla y que se traducen en dificuktades para los funcionarios y una merma en el servicio a los ciudadanos. Los representantes sindicales saben bien que uno de los intereses de los funcionarios que deben defender es su derecho y su obligación de dar al ciudadano el mejor servicio posible. Ese es un buen punto de partida.

Deja una respuesta