La gran noche california tuvo que brillar en el interior de Santa María por la lluvia

La gran noche california del Miércoles Santo tuvo que celebrarse anoche en el interior de Santa María de Gracia para preservar su patrimonio, debido a la lluvia.

La lluvia intermitente que empezó a registrase a primeras horas de la mañana del Miércoles Santo y las previsiones que las mantenía hasta el Jueves Santo, obligaron a la Cofradía California a celebrar cabildos extraordinarios para decidir las suspensión o aplazamiento de la salida de su magna procesión, en coordinación con el Ayuntamiento a través de la alcaldesa, Noelia Arroyo, y concejales del Gobierno municipal.

Así a la seis de la tarde, el cabildo extraordinario decidía la suspensión de la procesión de la noche, desechando la posibilidad de su aplazamiento a la mañana del Jueves Santo, dado que se mantenían para entonces las previsiones de lluvia.

La cofradía decidió entonces abrir las puertas de la iglesia a los cartageneros para poder visitar los tronos engalanados y cantar la salve a la Virgen del primer dolor en torno a las 10:30 de la noche, que salió para ello del templo a hombros, junto al titular el Cristo del Prendimiento.

La alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Pedro Torralba, acudieron a la iglesia para visitar los tronos y expresar su solidaridad con los cofrades y penitentes.